Boda con inspiración Lunar

A la Luna no sólo se le atribuyen poderes mágicos y ocultos, Irene y María José estaban convencidas de esto y también de que en su relación el astro nocturno había tenido un protagonismo importante. Por lo tanto, cómo no podía tener un puesto de honor, tan maravilloso satélite en su boda?

Una noche de noviembre, con la luna en todo su esplendor estas dos mujeres pronunciaron un “Sí, quiero” que dejaría pasmado al más escéptico. Querían que su boda fuera mágica, con mucha carga emocional y con ambiente actual y por supuesto el color morado, preferido de ambas.

Ceremonia con infinidad de velas esféricas flotando en búcaros de cristal y florecitas blancas, color protagonista también junto al gris pizarra y los tonos malvas. Tras la ceremonia de las doce lunas, los pañuelos también fueron invitados muy esperados, ya que las emociones fueron constantes. Infinidad de pétalos rojos inundaron el salón a su salida.

Cóctel y muchas fotos en el salón donde tuvo lugar la cena, manteles en tafetán gris, centros de inspiración lunar, iluminación medida y muchas velas crearon el ambiente mágico que querían. Atención especial a los más pequeños, que disfrutaron de su fiesta privada mientras sus padres vivían el encanto de la Luna. Romanticismo, complicidad y magia lunar fue lo que se respiró durante toda la boda.

Fotos: Kutxi Pacheco