Boda entre Clasicismo y Modernidad

Romina y Luis Ángel vivían en Barcelona, él de Madrid, ella de Milán y ambos enamoradísimos! He visto novios involucrados en su boda, pero nada comparado con Luis Ángel. Pendiente en todo momento para que la boda deseada de Romina, romántica y elegante, se hiciera realidad… y lo conseguimos.

Una boda cuidada al detalle y una minuciosa selección de proveedores, desde invitaciones impresas en papel de algodón encargadas en Milán, a un divertido descapotable de estilo inglés para llevar a los novios.

San Nicolás di Vari, en homenaje a la procedencia de la novia, fue testigo de la ceremonia. Estricto protocolo, muy preciso en tiempos y coordinación, no podía haber ningún fallo… así lo pidieron y así fue. Colores vivos, fucsias y rosas fueron los protagonistas, incluso para vestir a las damas de honor. De fondo, la impresionante voz de una soprano acompañada del órgano de la “iglesia de los italianos”.

La celebración tuvo lugar en uno de los hoteles más prestigiosos de la capital española. Elegante equilibrio entre clasicismo y modernidad, fue el leitmotiv en la decoración de los distintos salones de este palacio de principios del siglo XX. Volúmenes retroiluminados, mesas con enormes centros verticales y velas, elementos de diseño actual que junto a las preciosas lámparas de araña y las paredes de madera pintada, creaban un ambiente cálido y acogedor. Y como broche de oro, la música sutil de un arpa.

Fotos: Kutxi Pacheco.