Se acercan las Fiestas Navideñas y tienes invitados en casa. Te apetece sorprenderles y que se sientan de maravilla. Tienes dos opciones; Puedes dejarte llevar por la improvisación, o leerte estos consejos para una celebración perfecta. Creo que con la segunda opción te acercarás más al éxito, pero te advierto que no es una ciencia exacta y el triunfo depende de muchos más factores que dan para varios posts. Adapta estos tips a tu estilo de vida y a tu personalidad, teniendo siempre en cuenta que los asistentes no siempre son como nosotros. Cárgate bien de una buena dosis de empatía y procura que se sientan bien y disfruten. Allá vamos!

1 · Crea una lista de invitados

Haz un cálculo de cuántos invitados vendrán a tu evento navideño. Procura tener su confirmación con tiempo. La edad es muy importante, ya que nos dará pistas para definir la formalidad de nuestra comida o cena y cómo plantearla.

2 · Establece el nivel de Formalidad más adecuado

Piensa cómo quieres que se sientan tus invitados y el nivel de formalidad de tu reunión. Marca el listón tan alto o tan bajo como quieras, pero evita siempre aquellas situaciones en las que puedan sentirse incómodos. Puede asustar de igual manera una mesa excesivamente formal, como un picoteo en el suelo por muy coqueto que lo pongas. No todos conocen las normas de protocolo en la mesa, ni tampoco todos pueden, o les apetece, sentarse sobre un cojín y cenar sobre una mesa baja. Adapta la formalidad a tus invitados para que estén a gusto.

Ejemplos de formalidad para una celebración navideña

3 · Cóctel, Buffet, Picnic o Sentados

Todo es posible teniendo en cuanta el consejo anterior. Decide cómo quieres que sea tu reunión. Visualiza mentalmente todo lo que puedan necesitar tus invitados para tenerlo preparado antes de su llegada. Piensa siempre que estas celebraciones suelen alargarse y todos deben de tener un asiento previsto. Aunque sea cóctel siempre llegará el momento en el que quieran sentarse.

4 · Elección del Menú

Elige un menú que seas capaz de realizar y calcula bien los tiempos para que no te pillen los asistentes con las manos en la masa. Evidentemente, si la participación en la cocina es parte de la tradición, pues genial! No hay nada más admirable que una familia unida haciendo equipo en la cocina. Pero si por el contrario eres incapaz, no tienes ayuda en casa, o simplemente no te apetece entrar en faena, hay caterings magníficos que pueden cocinar por ti.

Menús para una Celebración Navideña

5 · Cómo poner la Mesa perfecta

Pondremos la mesa en función del menú que tengamos decidido previamente. Asegúrate de tener la pieza de vajilla y cubierto adecuado para cada plato. Las normas de protocolo existen para facilitar la convivencia con los demás y no hay por qué seguirlas de forma estricta si no se quiere, pero conviene conocerlas. Al igual que con los idiomas, viene bien manejarse al menos lo suficiente como para podernos comunicar con alguien en un momento dado. Las normas de colocación de la vajilla, los cubiertos, las copas y demás elementos no se idearon por capricho, sino para hacer más práctica y cómoda su utilización. La comunicación con la persona que nos sirve la mesa mediante los cubiertos, hoy está en desuso, pero para ellos puede ser muy útil.

Protocolo en una mesa de Navidad

6 · Centros de Mesa e Iluminación

Ante todo debemos de tener en cuenta la comodidad. Centros bajos o con altura siempre que nos permitan ver al comensal de enfrente y que su volumen no invadan el espacio para comer. Evita las fragancias fuertes tanto en flores como en velas. Si vamos a poner platos al centro para picar, debemos tenerlo en cuenta y previamente dejar el espacio suficiente con una decoración adecuada para ello. Es absurdo poner adornos para quitarlos al sentarse a la mesa. Recuerda que por mucha Navidad que sea, las velas se encienden por la noche, no por el día. Evita la penumbra excesiva y asegúrate de que haya luz suficiente para ver lo que se va a comer.

7 · Los Detalles marcan la diferencia

Una vez tengamos la mesa puesta, podemos añadir detalles como servilleteros, carteles señala-puestos, un obsequio para cada comensal, etc. Todo dependerá de tu personalidad, estilo y ganas de agasajar a tus invitados. Eso sí, con moderación para no abrumar a nadie. Ten preparadas bandejas de dulces para la sobremesa y quizás algún juego divertido.

Espero que este post te haya sido útil. ¿Cómo llevas tus preparativos Navideños? Si te ha gustado mi post… ¡Compártelo! 😉

Feliz día!